Asociación colombiana de derecho penal empresarial

COMPLIANCE 4.0. Un punto y seguido.

POR HOOVER WADITH RUIZ RENGIFO

COMPLIANCE 4.0. Un punto y seguido.

He señalado en varias oportunidades en Colombia y en otros países que es la hora de considerar un Derecho penal de las máquinas.  El control humano de los robots. Son retos: comunicación entre máquinas, comunicación entre humanos, y comunicación máquina- humano.  Cambiar todas las infraestructuras de la vida por las máquinas no tomará mucho tiempo. La Cuarta Revolución llega para quedarse. Si no queremos ser una especie detrás de las máquinas, debemos adelantar su autorregulación. La robótica crece a pasos rápidos. Sus funciones reales es la <<lei motiv>> para este nuevo ciudadano electrónico. Son más prácticos, esto es, que cumplen funciones reales.

El derecho (penal) debe adaptarse a esta realidad. De esta manera, ceñida a la importancia de la ética en estos momentos, y del Compliance, resulta coherente que se exija un Compliance a este embiste vertiginoso e imparable de la Cuarta revolución. Se ha vivenciado el caso Loomis de la Justicia robótica, desde temprano, basado en el software Compas.

Desde ya existe el temor como lo anuncia Marvin Minsky, padre de la inteligencia artificial, que cuando los computadores tomen el control, puede que no lo recuperemos, sobreviviremos según su capricho y con suerte decidirán mantenernos como mascotas. El límite a este miedo es la exigencia de un Compliance 4.0., que no es más que aplicar todo lo que se entiende y hemos venido difundiendo sobre el Compliance y ajustarlo a la tecnología 4.0.  Aún nos preguntamos si estamos preparados para este ritmo de innovación.

A decir verdad, 7 tecnologías definen los tiempos hipermodernos actuales: la sobreestimulación, demasiada disrupción, el cuerpo humano como interfaz, efecto oportunidad, más tiendas físicas, cuidado con lo colaborativo que está generando desregulación, la tecnología para todos, esto es, el adiós al “early adopter”. Sin embargo, hay que decirlo con franqueza que ya no podemos estar prediciendo el futuro de tiempos atrás, hay que crearlo a través de la innovación.  La industria 4.0 no respeta la tradición, solo hay que tener en cuenta la innovación.

De tal suerte que debido a este cambio constante que vive la industria tecnológica, las empresas que quieran sobrevivir deben adaptarse a esta nueva era 4.0., como quiera que esta nueva era de innovación exponencial y disruptiva someten un riesgo corporativo. 

Existen más de 1.700 empresas de capital de riesgo corporativo. Por eso es que nuestro país debe apostar por invertir en iniciativas que permitan dotar de mayores recursos a la administración pública para realizar una gran labor de impulso en la actividad de starstup, empresas de crecimiento, fondos de capital de riesgos, y corporaciones, para lograr orientar a los ciudadanos en lo que tiene que ver con los nuevos negocios basados en las tecnologías disruptivas para poner a Colombia a la par con países industrializados.

Nuestro país debe tener como norte la innovación y la tecnología como eje estratégico para poder competir a nivel internacional: capitalizando la creatividad y experiencia de nuestros emprendedores y empresarios, potenciando a los millennials. Este será una manera de encontrar un espacio en esta Cuarta Revolución. Y manos a la obra!. El momento es ya. Atrás quedan discurso de populismos y utopías, y de estar prediciendo el futuro. Es ahora.

El incremento de ciberataques a empresas, amén de la consideración cierta que la transformación digital plantea retos y riesgos cada vez más desconocidos, obliga a las empresas o a las corporaciones disponer no solo de profesionales calificados para el cumplimiento de la ciberseguridad, sino de protegerse de estos riesgos, a través de un Compliance eficaz adaptado a esta nueva revolución 4.0.  La hora del Compliance 4.0.

Las empresas deben adoptar las políticas necesarias para el cumplimiento de la ciberseguridad en las empresas, todo lo relacionado con los datos personales, de la información, de la propiedad intelectual y Know- how.  La manera correcta de cumplir con toda esta normatividad compleja y con sanciones re altas, es a través de un Compliance eficaz, para: los nuevos retos y amenazas de la ciberseguridad actual,  diseñar estrategias de éxito en ciberseguridad, conocer las políticas y procedimientos adecuados para el cumplimiento normativo, dominar las nuevas competencias del CIO y CISO para la seguridad de la transformación digital, conocer el papel de la nueva figura Compliance officer, y sobre todo prevenir la corrupción, el lavado de activos, el soborno transnacional y la financiación del terrorismo. Se apuesta en esta innovación por los corredores inteligentes como un salto evolutivo que favorezca su integración en latinoamérica.

El Compliance 4.0 o industria 4.0 según su origen alemán, implica una nueva revolución de los Compliance. Esta nueva revolución combina técnicas avanzadas de producción y operaciones con tecnologías inteligentes que se integrarán en las organizaciones, las personas y los activos, señala DELOITTE en su informa Forces for Change: Industry 4.0.

El objetivo básico de la implementación de esta nueva industria 4.0 es reducir costes de fabricación que ha de ser personalizado, y diseñar el procedimiento de análisis de resultados y detección para mejorar la producción.

 

DOCUMENTO COMPLETO

EN LA ÚLTIMA SEMANA...